Álex Rins: el ‘rookie’ que aún no ha dicho su última palabra


DDGfBCvXcAAtgLs

Reportaje gráfico (@Rins42)

Tras más de dos meses de baja, Álex Rins volverá a competir en Assen sobre su Suzuki GSX-RR. Desde que se lesionó el pasado 22 de abril en el Circuito de las Americas, el catalán ha estado apartado de los trazados. No fue hasta después del GP de Catalunya que volvió a subirse a la moto para probarse.

C-6GvxUXYAIkarK

El de Barcelona vuelve así después de su tercera lesión desde que llegó a MotoGP en noviembre de 2016, un piloto cuya carrera ha estado marcada por la mala suerte y las lesiones.

Rins aterrizó en el Mundial tras proclamarse Campeón de España y Subcampeón de Europa en 125cc en 2011. Lo hizo dentro de la estructura de Monlau de Emilio Alzamora, la misma en la que compitió durante sus tres temporadas en Moto3. En su primer año como piloto mundialista, el de Barcelona ya apuntaba maneras. Logró su primera pole en la segunda prueba del año, que entonces era Jerez, y, pocas semanas más tarde, conseguía su primer podio en Le Mans tras remontar desde la 26ª posición.

La primera victoria no llegó hasta 2013, en Austin. Aquel fue justamente el año que más cerca estuvo de conseguir la corona de Moto3. Se la jugó hasta el final con el  malaventurado Luis Salom y Maverick Viñales, con este último hasta la última curva de Valencia. Tras aquello, y con el salto de sus principales rivales a la categoría intermedia (Viñales y Salom), el catalán optó por probar suerte un año más con la motos ligeras.

Durante aquella pretemporada fue operado de un quiste en la muñeca derecha que le obligaba a perderse días de tests, pero no le impedía llegar preparado a la primera prueba del en Qatar. Aquel año los verdaderos problemas fueron la falta de constancia y la aparición de nuevos adversarios con hambre de victoria. Su entonces compañero de equipo, Álex Márquez y Jack Miller fueron los principales aspirantes al título aquella temporada, provocando que Rins se tuviera que conformar con la tercera posición.

Tras aquello, decidió que había llegado el momento de pasar al siguiente nivel. Aprovechó el asiento libre que dejaba Viñales en el equipo de Sito Pons y  demostró su talento al adaptarse rápidamente a una categoría tan complicada como es Moto2. Tan solo le llevo dos GP lograr su primer podio, de nuevo en el Circuito de la Américas como escenario del hito. Meses más tarde subía a lo más alto del cajón en la República Checa.

La temporada pasada, tal como sucedió en 2014 cuando se postulaba como uno de los favoritos al título, la falta de constancia, mala gestión de la presión y las lesiones le impidieron hacerse con el título para tener que conformarse, de nuevo, con la tercera posición.

C2UVfh6W8AAfIsC

La primera lesión del año llegó una semana antes del GP de Silverstone, cuando se rompió la clavícula izquierda mientras entrenaba haciendo motocross. A pesar de que aquello no le impidió correr en Gran Bretaña, no llegar al cien por cien le pasó factura. En una carrera en la que su principal rival, Johann Zarco, no cogió ningún punto tras ser sancionado, Rins tan solo le pudo recortar 9 puntos al acabar séptimo, quedándose a 10 del francés.

La segunda lesión fue durante los segundos entrenamientos libres de Japón. Una caída le provocó una distensión en el hombro izquierdo, el mismo que se había lesionado durante el verano. Tampoco en aquella ocasión le impidió disputar la carrera, pero de nuevo influyó en el resultado final. Rins terminaba vigésimo, permitiendo que Luthi, tercero en la general hasta entonces, se le echara encima en el Mundial.

DAWr0kfXkAAcoe_

En 2017 ha vuelto a empezar de cero, esta vez en la máxima categoría sobre una Suzuki, de nuevo aprovechando el hueco que dejó Viñales. El que se suponía que debía ser su año de aprendizaje, está siendo sin duda el de peor suerte del barcelonés. Ya en los primeros test realizados en Valencia sufrió una caída que le dejaba con un fuerte golpe en la cabeza, además de un pinzamiento en las vértebras torácicas T8 y T12 que le dejaba de baja durante un mes, pero que no le impedía llegar preparado a la primer Gran Premio del año.

Una semana después de Qatar, volvía a lesionarse, esta vez el astrágalo del pie derecho, de nuevo mientras entrenaba haciendo motocross. Este hecho llevó a Suzuki a prohibirle seguir practicando la modalidad durante la temporada.

Aunque la peor lesión fue la que sufrió durante los libres 3 del GP de las Americas, cuando se fracturó el cúbito y el radio del brazo derecho. Una lesión que le ha obligado a estar apartado de la competición durante más de dos meses, o lo que es lo mismo, cinco carreras que prácticamente le dejan fuera de la lucha por el título de rookie del año, ahora en manos de los compañeros del Yamaha Tech3.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s